Cómo realizar un seguimiento de tus gastos diarios

[share facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” email=”true”]

Dime querido lector… ¿Cuánto dinero has gastado este mes en ropa? ¿Cuánto dinero en comida rápida el mes pasado? ¿Y cuánto en luz? ¿O en comida?

No tienes ni idea, ¿Verdad?.

No pasa nada. Eres parte del 99% de la población que no hace un seguimiento de sus gastos, así que estás en buena compañía.

¿Y como puede haber tanta gente que no sepa en que se gasta su dinero? Pues, siendo un poco brutos… porque es un co*azo.

Pero para empezar a ahorrar uno de los primeros pasos que hay que dar es hacer un seguimiento de tus gastos. Sin saber hacia dónde va tu dinero y sin saber qué hábitos de gasto tienes que modificar es imposible ahorrar…o al menos es mucho más difícil.

Y por eso, para lograr vencer este desafío, y comenzar a ahorrar cada vez más, en el artículo de hoy vamos a ver:

  • Porqué es importante hacer un seguimiento diario de tus gastos.
  • Diferentes métodos para poder realizarlo.

¿Por qué es importante hacer un seguimiento de tus gastos diarios?

Realizar un control de tus gastos es importante porque te permite saber donde gastas el dinero.

De igual modo que cuando intentas bajar de peso, necesitas saber cuantos Kg pesas en este momento y donde quieres llegar; al ahorrar necesitas saber donde estás gastando ahora mismo y cuanto quieres ahorrar. Porque solo así podrás dirigir mejor el dinero hacia las categorías que realmente quieres que vaya.

Después de todo, ¿cuántos de nosotros hemos gastado más de lo que creemos en zapatos, en entretenimiento y en salir a comer, sin darnos cuenta?

Vamos a ver dos ejemplos contrarios que explican la razón de que sea tan importante hacer un seguimiento de tus gastos aunque sea mínimo:

1. Imagina una familia de 5 personas cuyos gastos en alimentación mensuales son de aproximadamente 600 euros. Sin conocer el gasto real de la familia, se establece una meta de 450 euros para gastar en alimentos al mes, como presupuesto. Por supuesto, se supera fácilmente este límite. Ahora lo normal es que se sientan frustrados y decidan que un presupuesto no vale para nada.

2. Ahora imagina una persona que no tiene un presupuesto pero que ya tiene el hábito de ahorrar un buen porcentaje de sus ingresos todos los meses. Se da cuenta de que en los últimos meses va un poco más ahogado y que le cuesta más no utilizar un poco los ahorros de principio de mes.

Accede a Dinaru y ve que existe una advertencia de gasto en la categoría “Restaurantes”. De esta forma, hace una nota mental para tratar de salir menos a comer fuera y hacer más comidas en casa.

[magicactionbox id=”3029″]

Diferentes métodos de controlar tus gastos diarios

Lo importante de hacer el seguimiento de tus gastos diarios es encontrar el método que mejor funciona para ti. Una vez dicho esto, existen varios métodos diferentes que puedes probar:

  • Utilizar un smartphone para apuntar los gastos: Una gran manera de registrar tus gastos con dinero en efectivo es en tu smartphone ir anotando rápidamente todas tus compras en efectivo (o cualquier otro tipo de pago).

Es especialmente útil para cualquier cosa que compres sin tu tarjeta de crédito o tarjeta de débito, ya que puedes fácilmente tener una gran categoría de gasto llamada “Dinero en efectivo” sin saber hacia dónde va ese dinero.

También puedes usar el método tradicional de lápiz y papel que además tiene el encanto del método tradicional. Tú eliges.

  • Tarjeta de débito/Tarjetas de crédito: Intenta hacer todas tus compras con tarjetas de débito o tarjetas de crédito. Esta es posiblemente la forma más sencilla de mantener un control sobre tus gastos, ya que todas tus operaciones con las tarjetas están disponibles a través de los extractos de tu cuenta bancaria o de la tarjeta.

Es un método muy bueno para aquellos que pueden pagar todas sus facturas en su totalidad pero no para aquellos que pagan a plazos, especialmente con las tarjetas de crédito.

  • Guarda los recibos: Es muy simple y directo, pero puede ser un poco desorganizado si olvidas registrar los gastos o guardar adecuadamente los recibos y facturas. Si utilizas smartphone existen aplicaciones que te permiten guardar tus recibos. Por ejemplo para dispositivos iPhone tienes Piikki y Warrantify para Android.

Por ejemplo, con tan solo ver que tienes demasiados recibos de El Corte Inglés puedes deducir que tienes que recortar ahí tus gastos.

  • Herramientas para desarrollar un presupuesto: Puedes usar desde las tradicionales hojas de cálculo en Excel o herramientas online como Moneytrackin, por ejemplo, para hacer un seguimiento de tus gastos mediante un presupuesto.
  • Utilizando Dinaru: Posiblemente sea el método más sencillo. La herramienta de ahorro gratuita de Dinaru obtiene todos los gastos que haces y los ordena por categorías. Todo de forma automática. Categorías que tú mismo puedes personalizar a tu antojo.

Es importante que cuando estableces las categorías les pongas nombres que signifiquen algo para ti. Por ejemplo, puedes tener una gran categoría llamada “comida” pero que en realidad no permite saber exactamente hacia dónde va el dinero. Especifica claramente dos categorías entre “Salir a comer fuera” y “Comprar comida en el supermercado”, por ejemplo, y así serás capaz de distinguir mejor entre tus gastos.

Así de un simple vistazo puedes saber en qué categorías gastas de más y cómo equilibrar tus gastos de la mejor forma.

Decidas lo que decidas, selecciona el método con el que te sientas más cómodo y que puedas mantener en el tiempo. Trata de mantener un registro de tus gastos durante un mes y luego suma todos los gastos al final del mes. Es posible que te sorprenda descubrir cuánto estás gastando en gastos innecesarios.

¿Y el siguiente paso?

Ahora puedes llevar el seguimiento de tus gastos un paso más allá mediante la creación de un presupuesto o comenzar a modificar tus hábitos de gastos para dirigir tu dinero hacia lo que realmente te importa.

Cómo ves un presupuesto no es totalmente imprescindible pero sí que ayuda a aprovechar mejor tu dinero y sacar un mayor partido a tus ahorros.

En resumen…

Recuerda que hacer o no hacer un presupuesto es opcional. Pero lo que es básico es realizar un seguimiento de tus gastos diarios para que al final del mes sepas hacia dónde se ha ido tu dinero.

Los pasos básicos para conseguirlo son muy sencillos, así que no los olvides:

  1. Encuentra un método de seguimiento que funcione mejor para ti.
  2. Decida si la forma en que gastas es la manera en que quieres hacerlo.
  3. Haz un presupuesto o modifica tus hábitos de gasto para ir dirigiendo el dinero hacia dónde quieres, poco a poco.

Llevar un seguimiento de tus gastos no tiene porque ser una tarea tediosa y hacerlo mejorará mucho tus finanzas personales. Así que no lo dejes más ponte YA a controlar donde se va tu dinero.

Si tienes alguna duda o un método mejor para seguir tus gastos que hayamos comentado, por favor, utiliza los comentarios.

[author]

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *