Cómo hacer frente a tus deudas en 5 sencillos pasos

[share facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” email=”true”]

Cualquier persona que se encuentre atrapado bajo una montaña de deudas de tarjetas de crédito o de otro tipo de préstamos está inmerso dentro de la ansiedad que crea deber más dinero del debido. Muchas familias españolas tienen deudas debido a su mala gestión de los gastos personales mes a mes, así que ¿qué se puede hacer para levantar el peso de la deuda que arrastran?

Tal vez te sorprenda leer esto pero acabar con las deudas requiere de una serie de pasos muy sencillos y claros. El problema es que es necesario que estés totalmente convencido de que ha llegado la hora de eliminar tus deudas y comenzar a controlar tus finanzas adecuadamente.

Para ayudarte a lograr acabar con tus deudas vamos a ver en el artículo de hoy los 5 pasos más básicos para acabar con tus deudas.

5 pasos para tener tus deudas bajo control

1. Gastar menos de lo que ganas

Esto puede sonar trivial pero es el primer paso para salir de las deudas. Tienes que tener la suficiente disciplina para mes a mes gastar menos dinero del que ganas. En el momento en el que tus ingresos son más altos que tus gastos es el momento en que ya tienes dinero para destinar a acabar con tus deudas.

Este es un paso sorprendentemente fácil de olvidar, así que no cometas el error de pasar por alto y hacerlo un mes sí, otro no, dos otra vez sí, etc. Hacerte cargo de una vez de tus deudas significa tomar las riendas de tu vida y sobre todo de tus hábitos de gasto.

Una vez que domines este paso y tengas la disciplina suficiente para lograrlo mes a mes te darás cuenta que los siguientes puntos son mucho más fáciles en comparación.

2. Distinguir entre la “deuda buena” y la “deuda mala”

¿Qué diferencia hay entre una “deuda buena” y una “deuda mala”?

En general, una “deuda buena” es aquella que es más una inversión. Gastas un dinero para luego obtener más a cambio. Por ejemplo, una hipoteca para comprar una vivienda o un préstamo para estudiar un master que mejore tu formación son deudas buenas.

Los créditos para comprar un coche están un poco al límite, porque si el coche te es totalmente necesario y te va a permitir acceder a más y mejores trabajos se puede considerar “deuda buena”. Sin embargo, si no es así y teniendo en cuenta que un automóvil se deprecia rápidamente entonces es una “deuda mala”.

¿Qué sería una “deuda mala”? Todas las demás. Deudas de tarjetas de crédito al 16%, 19% o incluso al 21% de tasa de interés para comprar artículos innecesarios que realmente ni quieres ni necesitas.

Y deudas provenientes de créditos rápidos o minicréditos con altísimos tipos de interés para cubrir un gasto imprevisto por no tener un fondo de emergencia creado o por hacer unas vacaciones sin tener el suficiente dinero ahorrado.

Ahora que ya has distinguido las “deudas buenas” de las “deudas malas”, es la hora de enfocarte en estas últimas.

[magicactionbox id=”3065″]

3. Paga más que el mínimo

Recoge todas tus malas deudas, suma todos los pagos mínimos y paga cada mes estos pagos más un extra en cada deuda. Ten en cuenta que si sigues pagando únicamente los pagos mínimos tardarás muchísimo más tiempo en acabar con tus deudas y mientras estarás pagando intereses y más intereses.

Vamos a ver un ejemplo. Supongamos que tienes 8.000 euros en deudas de tarjetas de crédito con un tipo de interés del 16% y tu pago mínimo es un 2,5% del saldo. Es decir, 200 euros para un saldo de 8.000 euros.

Si solo pagas el mínimo cada mes de esta deuda, tardarías 26 años en pagarla en su totalidad. Durante este periodo de tiempo pagarías más de 8.800 euros en intereses…más que la deuda al completo.

Pero ¿qué sucede si aumentas el pago a 300 euros cada mes? Pues que tardarías 3 años en pagar la deuda y te costaría 2.000 euros en intereses. Sin duda, una gran diferencia.

4. Lucha primero contra la peor de las deudas

Ordena tus deudas según la cantidad adeudada y el tipo de interés de cada deuda. Imagina que tienes estas deudas:

  • 2.000 euros al 13%TAE.
  • 6.000 euros al 16%TAE.
  • 3.000 euros al 19% TAE.
  • 400 euros al 14% TAE.

En primer lugar la deuda con el tipo de interés más alto (3.000 euros al 19% TAE) o si lo prefieres por la deuda con la cantidad más pequeña (400 euros al 14% TAE). Sigue ordenando las restantes deudas siguiendo el mismo criterio que para la primera.

Si eliges ordenarlas por tipo de interés:

  1. 3.000 euros al 19% TAE.
  2. 6.000 euros al 16%TAE.
  3. 400 euros al 14% TAE.
  4. 2.000 euros al 13%TAE.

O si eliges ordenarlas por cantidad:

  1. 400 euros al 14% TAE.
  2. 2.000 euros al 13%TAE.
  3. 3.000 euros al 19% TAE.
  4. 6.000 euros al 16%TAE.

Ordenar tus deudas te permite gestionarlas mejor y dará un buen impulso a tu confianza para deshacerte de tus deudas.

Ahora continúa haciendo los pagos mínimos para tus deudas y destina todo el dinero ahorrado a pagar la primera deuda. Continúa así mes a mes hasta que hayas acabado con la primera deuda. Después utiliza la misma cantidad de dinero para eliminar la segunda deuda y continúa así hasta acabar con todas tus deudas.

5. Reduce el tipo de interés de tus deudas

Ahora que estás pagando todas tus deudas, dedica un tiempo para un último paso: pedir una reducción del tipo de interés.

Busca cualquier deuda en la que pagues más de un 14% TAE-15% TAE y llama a la compañía para pedirles bajar el tipo de interés.

Diles que has recibido ofertas de otras compañías por un precio mucho más bajo pero que prefieres quedarte con ellos para no andar cambiando pero que claro deben al menos igualar la oferta. Tal vez te sorprenda ver como muchas compañías de tarjetas de crédito están dispuestas a reducir el tipo de interés para evitar que dejes de usar su tarjeta.

Recuerda esto, eres una fuente de ingresos para estas empresas, y al final, la mayoría de ellas prefieren reducir sus tipos de interés antes que perderte como cliente. Así que no tengas miedo de cancelar tu tarjeta si no recibes la reducción de tipo de interés que solicitas. No dejarás de tener que pagar la deuda pero al menos ya no te tendrán como cliente.

Por supuesto, este paso solo funciona para tarjetas de crédito. En el caso de minicréditos y créditos rápidos, deberás negociar con la compañía mostrando tu interés en pagar al completo tus deudas pero manifestando que tienes problemas de pago y que una reducción de los tipos de interés o alguna facilidad de pago te facilitará no entrar en su lista de clientes morosos.

En resumen…

Recuerda estos 5 pasos sencillos para eliminar tus deudas de forma fácil y sencilla.

  • Gastar menos dinero del que ganas.
  • Diferencia entre “deuda mala” y “deuda buena”.
  • Paga más que los pagos mínimos.
  • Ordena tus deudas por tipo de interés o cantidad adeudada para facilitar el pago de cada deuda.
  • Solicita una reducción de tipos de interés de cada deuda o facilidades de pago.

Los conceptos para pagar tus deudas son simples pero no son fáciles de hacer. Se necesita disciplina, consistencia y paciencia para pagar todas tus deudas. Pero aunque no sea fácil no es ni mucho menos imposible. Muchas personas se han enfrentado al reto de pagar sus deudas y los que tienen éxito son los que perseveran y no se rinden.

Y ese es el punto clave para mantener el buen camino. No gastar más de lo que ganas, pagar más que el mínimo y antes de que te des cuenta estarás a toda velocidad eliminando tus deudas.

Esperamos que el artículo te haya ayudado a saber cómo eliminar tus deudas. Si tienes alguna duda o pregunta por favor utiliza los comentarios y te responderemos enseguida.

[author]

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *