eBay: compra, vende y ahorra

[share facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” email=”true”]

“Lo que es basura para unos, es tesoro para otros”… Y es que como bien reza el dicho, siempre hay alguien en el mundo que pueda darle uso a lo que nosotros ya no. Y, ¿qué mejor manera que poner esas cosas a la venta a través de un escaparate?


Así podrás vender lo que ya no necesitas y encontrar aquello otro que quieres a un precio inferior al de una tienda. Y para ello, hoy hablaremos del arte de ahorrar comprando y vendiendo en eBay. Fíjate lo bien que me va a mí con este nuevo descubrimiento que, el otro día, del fondo de un cajón salió un Walkman “del año la pera” (sí, sí, de esos que ya no se usan!) y me saque 20 euritos en un momento… ¡Ya estoy pensando en cuánto dinero más podré ganar con otros aparatos que no uso! Pero pongamos un poco de orden… ¿De qué os estoy hablando? Pues de un lugar en el que, sin moverte del sofá puedes vender cualquier cosa y comprar otro tanto. ¡Incluso la vida de otra persona! Hablo de un lugar de subastas online. Concretamente, hablo de eBay.

Subasta tus productos a través de Internet

eBay para mi siempre ha sido un lugar un tanto extraño. “¿Subastas? ¿Cómo que subastas? ¿De qué tipo?”. Y es que cuando supe de su existencia, lo primero que pensé es que nadie estaría tan tremendamente loco para querer lo que yo ya no quiera, ni yo lo suficientemente preparada como para comprar algo sin verlo físicamente y encima, ¡fíate tú de esas cosas!… Y lo cierto es que todas mis “críticas”cayeron en saco roto; eBay funciona, y funciona muy bien. Es asombroso el gran éxito que tiene y su capacidad de conectar a miles de usuarios, de todos los rincones del mundo, para entrar en subasta de un mismo producto. De hecho, os diré que mi walkman fue vendido ni más ni menos que… ¡¡a un señor de San Francisco!! Además, no es necesario hacer nada del otro mundo para vender tus cosas; Aunque sí es cierto que el éxito de la venta dependerá del esmero que pongas en cuidar tu imagen en esta plataforma. Y… ¿Cómo hacerlo? El mecanismo es bien sencillo:

1. Personaliza y cuida tu perfil eBay

Este punto es indispensable si queremos vender. La imagen vende aunque no lo creamos. Es simple, imagina dos bares, uno al lado del otro, con una misma promoción:

“Dos cañas y dos super tapas a elegir por tan sólo… ¡¡ 3 € !!”

Y uno de esos bares ofrece una terracita muy atractiva que invita a tomarse algo y aprovechar el solecito de medio día. En cambio, el otro bar ofrece una estética menos cuidada… ¿A qué bar irías? Esta misma decisión condicionada a una buena imagen también afecta a los negocios online. Pues siempre que un posible comprador encuentre dos productos idénticos y al mismo precio, finalmente se decantará por comprárselo a aquel vendedor que le inspire mayor confianza. Y es que, como ya sabemos, en internet hay veces que aún pueden colártela… Por eso, cuanto más cuides tu historia, mejor valoración tendrás frente a tus posibles compradores. La buena imagen lo es todo. Además, otra cosa que debes evitar es la falta de información en tu perfil; Ser transparentes y tratar de explicar con todo detalle las “normas” de tu venta son muy importantes para evitar malentendidos. Para ello, es recomendable mencionar en la definición de nuestro perfil los medios de pago que aceptas así como también las políticas de envío que llevarás a cabo.

2. Piensa como un comprador

Una vez que tienes todo el perfil configurado. Es hora de montar el escaparate. ¿Qué quieres vender? Varias imágenes muy detalladas sobre el producto aportarán confianza al posible comprador, ya que podrá ver el producto en varias posiciones para cerciorarse de que no está dañado ni se trata de una farsa. Y además, esas buenas imágenes acompañadas de una buena descripción del artículo, son una garantía de venta asegurada. Por ello, en cuanto a la descripción, es necesario resaltar todas las cualidades del producto que a tí te gustaría encontrar del mismo si fueras tú el comprador: ¿Qué información te interesaría tener acerca del producto a la hora de comprar a alguien desconocido? Y ahí estará la clave: en pensar como un comprador para poder aportarle toda la información que le gustaría tener para iniciar la compra. Por ejemplo, para vender mi Walkman concretamente puse:

“Walkman Aiwa Hs TX416 Usado en contadas ocasiones, por lo que parece NUEVO. Características:

  • Color: Gris
  • Auriculares: Dos pares y sin estrenar; en su embalaje original
  • Pantalla digital:
  • En garantía: No
  • Otros aspectos: Lo envío en su caja original junto con el manual de instrucciones. 

No se aceptan DEVOLUCIONES. El pago se realizará vía PayPal.”

Además, lo ideal es que, una vez que tenemos clara qué información le gustaría tener al comprador sobre el producto, la sinteticemos (realizando una descripción similar a la que hice con mi producto) de tal manera que de un simple golpe de vista, visualice las características más importantes. Esto podemos conseguirlo listando las características evitando así enormes parrafadas.

3. Sé honesto

Del mismo modo que no queremos que nos vendan gato por liebre, hay que ser honestos con nuestra venta. Si un producto tiene algún arañazo o alguna tara, es recomendable mencionarlo para que el cliente sepa lo que está comprando. De no hacerlo, puede que engañes a un cliente y te salgas con la tuya; pero posiblemente no puedas volver a repetir esa acción e incluso, ni tan siquiera vender algo porque todo el mundo se enterará que no eres un vendedor fiable. La fama de un vendedor se gana por medio de puntuaciones que los compradores dan al vendedor una vez que reciben el producto. Por eso, si vamos con medias verdades y no somos honestos, el que no va a tener ningún tipo de reparo en decir la verdad sobre ti va a ser el comprador que hay caído en tu trampa. Así que por este motivo, conseguir votos positivos es bueno para tu imagen ya que aportará esa fiabilidad que de primera mano no la tienen tan clara los compradores. Además, si un comprador queda satisfecho con tu compra, es más probable que vuelva a comprarte algo que si le intentas engañar.

Compra lo que buscas al mejor precio

Lo bueno (o malo, porque hay veces que resulta tentador pujar por más de un producto de los que aquí se venden… ¡más que ahorrar ya sería un despilfarro!) es precisamente esto; que no solamente puedes vender todo aquello que no necesites sino que también puedes comprar aquello que sí echas en falta.   Y no sólo podrás encontrar productos usados que otra gente pone en venta porque ya no utiliza sino que también existen muchas tiendas que colocan sus productos nuevos en esta plataforma a modo de escaparate virtual para así contactar con un sin fin de clientes de todo el mundo. Realmente puedes encontrar buenos chollos sobre productos que en el mercado tienen un precio superior. Así que es conveniente que, si te fías sobre las ventas online, no dejes de echarle un ojo a lo que aquí se vende. Aunque, al igual que todo, esta plataforma tiene su parte mala: su sistema de subastas. Esto al final puede generar un pique que conlleva a algunos compradores a adquirir un producto finalmente muy por encima del precio marcado. Así que si lo que quieres es ahorrar en tus compras, lo primero que debes hacer es interiorizar estos consejos:

 1. Marca el precio tope por el que estarías dispuesto a pagar

Como ya adelantábamos al inicio de este apartado, lo bueno que tiene esta plataforma a la hora de realizar una compra, es que cualquier artículo que estemos tratando de encontrar, podremos obtenerlo por un precio inferior al de las tiendas. Aunque para conseguirlo, hay que aliarse con la paciencia y no perder el control en ningún momento, pues las ganas de llevarnos el producto podrían provocar que nos lo terminemos llevando, sí, pero a cualquier precio. Así que ojo: ¡Cuidado con la subasta! Por lo tanto, para evitar gastar de más en vez de ahorrar, lo más importante es tener en mente un precio máximo al que compraríamos el producto. Así, en cuanto el precio esté por encima de ese tope, sin más miramientos, debemos retirarnos de la puja. ¡¡Queremos ahorrar!! Piensa que además, los productos suelen salir repetidos de la mano de otro comprador diferente, por lo que no todo está perdido; siempre podrás seguir buscándolo para conseguirlo al mejor precio.

2. ¿Es un producto usado o nuevo?

Cuando se trata de un producto nuevo, no habrá ningún tipo de problema, pues seguramente el usuario vendedor del mismo sea una tienda o alguna persona que lo ha comprado y que ni siquiera lo ha abierto. Pero en caso de ser usado, hay varias cosas que te asegurarán que a pesar de ello, se encuentra en buen estado:

  • Que venga con todos los accesorios
  • Que el anuncio ofrezca varias fotos
  • Que venga con su embalaje original (lo que nos dice cómo de cuidadoso es el vendedor con sus cosas)
  • Si sigue en garantía

Además, si es un producto real del cual el vendedor no tiene nada que ocultar, éste no tendrá ningún problema en ofrecerte toda la información que le pidas al respecto. No te cortes y pregunta por todas aquellas dudas que te surjan; Nunca compres algo hasta que todas esas dudas desaparezcan.

3. Localiza al vendedor

Al igual que yo vendí mi walkman a un señor de San Francisco, has de saber que el usuario que pone en venta el artículo que tu quieres puede que sea de la otra punta del mundo. Y… ¿en qué nos repercute esto a al hora de comprar?

  • Primeramente en los idiomas. La descripción del producto, como es lógico, estará en su idioma. Esto dificultará la compra ya que podremos estar comprando algo que está peor de lo que pensamos (hay productos a precios realmente increíbles pero porque resulta que no funcionan y que el propietario vende con el fin de que a alguien pueda servirle alguna pieza del producto) Por eso, para evitar estos sustos, procura utilizar traductores si no dominas bien el idioma para entender bien la descripción del producto.
  • ¿Envío a España? Asegúrate también de que si lo compras fuera, te lo traigan a Españ (hay vendedores que sólo lo envían a países cercanos o dentro de su mismo país).. Por ello conviene preguntar todo lo que necesites saber sobre el producto. ¡No compres hasta que no tengas ninguna duda!
  • Antigüedad. Este puede ser un dato relevante, o no. Ya que hay muchos usuarios que llevan poco tiempo y eso no significa que sean los vendedores más honestos, pero si te ayudará a elegir a tu vendedor si estás entre unos cuantos dependiendo de su antigüedad. El consejo por tanto es evitar realizar una compra a un vendedor que se ha registrado en las últimas semanas; puede que aún no tenga ventas registradas y es mejor evitar ese factor riesgo de ser sus primeros clientes… por si las moscas.
  • Opiniones. Para terminar de fichar bien a tu posible vendedor, es imprescindible echar un vistazo a la puntuación que tiene que, como ya dijimos, nace de la valoración que otros usuarios le dan respecto a compras anteriores. Esta, si es buena, nos dará ciertas garantías de que no nos está engañando.

4. La mejor forma de pago

Cada vendedor escoge su forma de pago. Pero esto no indica que a tí te vengan bien todas ellas. Por tanto la ideal es elegir siempre vía Paypal ya que es una plataforma segura a través de la cual poder pagar al vendedor por el producto sin necesidad de que el vendedor tenga tus datos ni tu los suyos. Además, en caso de que exista cualquier tipo de problema con la transacción, Paypal podrá respaldarte mediante sus sistema de reclamaciones si te pones en contacto con ellos en los 60 días posteriores al pago.

Así con esta forma de pago, en caso de no recibir el producto por cualquier motivo, basta con realizar la reclamación a la plataforma Paypal y te devolverán el dinero. Esto puede hacerse porque Paypal se encuentra ligado a eBay. Por este motivo, cualquier otra forma de pago no se hace responsable de la transacción.

5. Precio final del producto

Cuando vemos el precio del producto que andamos buscando algo más bajo de lo que esperábamos, seguramente nos llevemos un alegrón; Pero antes de saltar de alegría, asegúrate de que no tenga los gastos de envío un poco subiditos, porque, al fin y al cabo, el precio final del producto es la suma del precio que aparece en sí más toooodos los gastos de envío.

Seguramente ya te habrás fijado en que hay gastos de envío muy dispares… algunos soportan unos gastos de 3 € y otros hasta de ciento y pico. ¿Por qué?

La respuesta es sencilla: Muchas veces y con el fin de hacer el precio del producto mucho más atractivo, se pone a éste más bajo y se engorda un poco el de los gastos de envío. Pero no nos engañemos… al final lo que no pagas por un lado, te lo estarán pidiendo por otro. Por eso hay que tener en mente que el precio final es la suma de los dos componentes que aparecen (precio + gastos) y así, no habrá equivocaciones en cuanto al precio final al que compramos un producto.

6. Usa Sniper

Durante todo el apartado de comprar productos en eBay, he mencionado que no debemos comprar cuando la subasta del producto se pone por encima de nuestro precio fijado al inicio con el fin de evitar gastar de más. Por eso, sólo es aceptable apostar hasta el final cuando el precio de la subasta sigue siendo aún más bajo que el nuestro fijado cuando la puja está en sus últimas. Pero… ¿Cómo podemos asegurar que seremos los últimos en pujar para conseguir llevarnos el producto?

Tranquilos porque… ¡No es necesario clavarse chinchetas en los párpados y vivir frente a la pantalla del ordenador para que nadie nos quite el producto!. Para eso ya existen herramientas (llamadas Sniper) que se desviven mientras nosotros dormimos o hacemos otras cosas.

En este caso, os presento a Keecua. Esta herramienta será la que puje automáticamente por nosotros sin necesidad de que estemos atentos a lo que pasa en la puja. Basta con hacerle saber cuál es el precio máximo que queremos pagar por el producto, y el Sniper jugará las cartas por nosotros.

La mejor opción para comprar, vender y ahorrar

Después de todo, queda claro que el no ahorra es porque no quiere. ¿Has pensado ya qué cosas tienes por casa y que no necesitas? No pierdes nada por publicarlas en la red y además, cabe la posibilidad de que alguien sí quiera lo que tu ya no. Que, ¿te animas?

Recuerda que puedes ser comprador y vendedor a la vez, por lo que, antes de nada, debes actualizar todo tu perfil para dar siempre la mejor imagen. Y ahora, a ahorrar se ha dicho, ¿no?

Cuéntanos qué es lo más raro que has comprado o vendido en una subasta, pregúntanos todas las dudas… ¡Lo que quieras! Estamos aquí para ayudarte, compartir experiencias y aceptar sugerencias. ¡Te esperamos! 

[author title=”Sobre el autor”]

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *