Características del mejor depósito a plazo fijo

[share title=”Compártelo” facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” linkedin=”true” email=”true”]

Qué prefieres, ¿tener los ahorros en un lugar seguro o ganar un extra de rentabilidad?

Por fortuna, existe un producto financiero que reúne ambas condiciones: los depósitos a plazo fijo.

Los depósitos a plazo fijo son el producto financiero de ahorro más habitual entre los pequeños ahorradores. Sin embargo, aún mucha gente no sabe qué debe buscar en un depósito para aprovechar al máximo sus ahorros.

Hay que aclarar que existen varios tipos de depósitos. Podemos encontrarnos con depósitos en divisas, depósitos referenciados a un índice, depósitos estructurados… Pero los depósitos más habituales, y en los que nos vamos a centrar en este artículo, son los depósitos a plazo fijo.

Para ayudaros a tomar la mejor decisión a la hora de elegir y contratar un depósito bancario, en el artículo de hoy veremos:

  • Qué es un depósito a plazo fijo
  • Características de un buen depósito

Qué es un depósito a plazo fijo

Para elegir correctamente un depósito lo primero es saber qué es un depósito y por qué se caracteriza.

Podemos decir que un depósito a plazo fijo es un producto financiero de ahorro en el cual depositamos nuestro dinero durante un plazo de tiempo determinado a cambio de una rentabilidad conocida de antemano.

Este producto financiero tiene 6 puntos clave que lo diferencian de cualquier otro tipo de producto financiero:

  • Es un producto financiero en el que puedes invertir una determinada cantidad de dinero y obtener una rentabilidad conocida en el momento de su contratación.
  • Es un producto financiero muy sencillo de entender. Su funcionamiento es básico y cualquier persona puede contratarlo sin necesidad de muchos conocimientos sobre productos financieros.
  • No es necesario realizar una gran inversión de dinero. Es accesible para todo tipo de ahorradores. La mayoría de los depósitos bancarios exigen a partir de 3.000 euros para su contratación.
  • Disponibilidad del dinero en todo momento aunque a diferencia de las cuentas de ahorro, en los depósitos, al cancelar es habitual tener que pagar una penalización. Esta penalización es siempre sobre los intereses, nunca sobre el capital invertido.
  • El plazo de duración es entre un mes y cinco años, normalmente. El plazo más común de tiempo es entre los 6 meses y el año de duración.
  • Los depósitos bancarios destacan por su seguridad. Los depósitos comercializados por las entidades financieras están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos español que garantiza hasta 100.000 € por titular y entidad. Los depósitos ofrecidos por entidades extranjeras, por ejemplo ING Direct, están cubiertos por los FGD de sus respectivos países.

Características de un buen depósito

Una vez explicado qué es un depósito llega la hora de ver cuáles son los elementos que debes buscar en un plazo fijo para obtener el máximo beneficio para tus ahorros. Para lograr esto no te vale cualquier depósito, sino que debe tener una serie de características.

Es realmente complicado encontrar un depósito, por lo tanto, vamos a ordenar de mayor a menor importancia los distintos factores claves de un depósito.

Seguridad del banco

En cuanto a los depósitos bancarios, es mejor sacrificar rentabilidad frente a seguridad. Sin dejar de buscar la máxima rentabilidad para tus ahorros la mejor opción es inclinarse por entidades más seguras y solventes.

Por lo general, los depósitos con rentabilidades muy superiores a la media del mercado suelen llevar algo detrás. Por ello, es mejor no contratar en caso de tener dudas o no estar seguros de su contenido.

Comisiones

Un depósito a plazo fijo en sí no tiene ni gastos ni comisiones pero sí pueden tener comisiones los productos vinculados. Un depósito a plazo fijo siempre lleva asociada una cuenta corriente. Es en esta cuenta corriente donde se van depositando los intereses generados por el depósito.

Es muy importante que esta cuenta no tenga comisiones ni gastos ya que entonces pierdes rentabilidad. Estos gastos se “comen” todos o una parte de los intereses ganados.

Rentabilidad

Es básico que el tipo de interés que ofrezca el depósito sea superior a la inflación o al menos igual. Es así para que ganes realmente poder adquisitivo. Si el tipo de interés fuera inferior al de la inflación entonces estarías perdiendo dinero y tus ahorros valdrían menos cada mes. Por ejemplo, si la inflación está al 3% y contratas un depósito con una rentabilidad del 2,00% TAE entonces tu dinero pierde un 1,00% cada mes.

En la actualidad con la inflación negativa o muy baja, esto no parece muy importante pero esta situación no durará mucho y por lo tanto es un punto a tener muy en cuenta.

¿Pero qué es esto del poder adquisitivo? Para entender bien el concepto de poder adquisitivo que mejor que un ejemplo.

Hoy en día con 10 euros puedes comprar 10 barras de pan, es decir, cada barra de pan cuesta un euro. Si dentro de un año una barra de pan cuesta 1,10 euros para comprar la misma cantidad de barras de pan necesitas 11 euros.

Los 0,10 euros es la inflación, lo que ha subido la barra de pan en un año. Es una inflación del 10%, muy elevada pero para el ejemplo nos vale.

Por lo tanto necesitas un depósito con una rentabilidad del 10% y depositar esos 10 euros para que al cabo de un año se conviertan en 11 euros y puedas seguir comprando la misma cantidad de barras de pan.

El tipo de interés de un depósito se indica por el TAE y el TIN:

  • La Tasa Anual Equivalente (TAE): Incluye el Tipo de Interés Nominal (TIN), los gastos y comisiones y el plazo de duración del depósito. Es muy útil para comparar diferentes depósitos entre sí.
  • El Tipo de Interés Nominal (TIN): Es el tipo de interés real del depósito.

En la mayoría de folletos publicitarios o al contratar el depósito a través de oficinas se informa del TAE mientras que el TIN suele estar en la letra pequeña.

Permite la cancelación anticipada

Aunque en la actualidad los depósitos permiten la cancelación anticipada no dejes de fijarte bien no sea que te lleves una sorpresa desagradable y no puedas disponer de tu dinero cuando quieras y debas esperar hasta la finalización del depósito.

Penalización por cancelación anticipada

Los depósitos a plazo fijo presentan una comisión al cancelar el depósito en su mayoría. Lo primero que habría que intentar es que el depósito que elijas no tenga esta comisión. Esto en muchas ocasiones es realmente difícil por lo que al menos busca depósitos con comisiones por cancelación anticipada bajas. Ten en cuenta que la penalización es siempre sobre los intereses, nunca sobre el capital invertido.

En general, existen dos formas de penalizar la cancelación del depósito:

  • Penalización sobre los intereses pendientes: Por ejemplo, tenemos en un depósito al 3,00% TAE 10.000€ y cancelamos 2.000€. Los 8.000€ que se quedan en el depósito siguen con la misma rentabilidad inicial. Los intereses de los 2.000€ cancelados se recalculan al 1,00% TAE desde el inicio del depósito y hasta la fecha de cancelación.
  • Rebaja de los intereses: Se rebaja el tipo de interés que ofrece el depósito en su totalidad, tanto de la parte cancelada como de la que sigue en el plazo fijo. En el caso anterior, si la entidad financiera marca que en caso de cancelación anticipada el depósito penaliza con un 1,00%, entonces el tipo de interés baja del 3,00% TAE al 2,00% TAE, tanto de los 8.000€ que se mantienen como de los 2.000€ cancelados.

Para evitar cancelar un depósito, intenta en todo momento distribuir el dinero en diferentes depósitos con diversos plazos. De esta forma si necesitas cancelar algún depósito aún tienes otros en marcha aportando rentabilidad a tu dinero y no penalizarás en demasía tus ahorros.

Productos vinculados

Además de la cuenta corriente que todos los depósitos llevan asociados, en ocasiones, para contratar el depósito debes formalizar también otros productos ya que el tipo de interés varía dependiendo de los productos contratados. Normalmente, los productos que se solicitan son:

  • Domiciliar la nómina.
  • Contratar una tarjeta de crédito.
  • Contratar un producto de inversión, ya sea un fondo de inversión o un plan de pensiones.

En general, los mejores depósitos a plazo fijo son aquellos que no requieren de ningún producto ya que estos productos financieros llevan comisiones que reducen al final la rentabilidad obtenida.

En resumen

Podemos decir que el depósito a plazo fijo perfecto es aquel que tenga una rentabilidad superior a la inflación, para ganar así poder adquisitivo, que no conlleve comisiones en la cuenta corriente asociada y no obligue a contratar otros productos. Pero que además permita la cancelación anticipada y sin penalización. Y por último, procura que sea un depósito que comercialice una entidad financiera solvente.

Son características realmente difíciles de conseguir, pero con una búsqueda exhaustiva  puedes encontrar depósitos a plazo fijo que si no tienen todos esos factores, al menos sí, la mayoría.

Si tienes alguna duda o comentario nos encantaría poder ayudarte.

[author title=”Sobre el autor”]

  1. Hola José Carlos, si, está claro que ahora mismo no hay mucho. Banco Espirito Santo ofrece un depósito al 3,00% TAE pero con un importe alto (50.000 euros). Y luego las cuentas de ahorro, no superan el 2,50% TAE ninguna. De todas formas, siempre hay que intentar tener el mejor depósito, sin obsesionarse. Unas veces darán más intereses, otra veces menos, pero siempre hay que tener esa mentalidad de intentar en todo momento luchar contra la inflación y realmente ganar poder adquisitivo.

  2. Hola José Carlos, si, está claro que ahora mismo no hay mucho. Banco Espirito Santo ofrece un depósito al 3,00% TAE pero con un importe alto (50.000 euros). Y luego las cuentas de ahorro, no superan el 2,50% TAE ninguna. De todas formas, siempre hay que intentar tener el mejor depósito, sin obsesionarse. Unas veces darán más intereses, otra veces menos, pero siempre hay que tener esa mentalidad de intentar en todo momento luchar contra la inflación y realmente ganar poder adquisitivo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *